Polillas

Un viaje de transmutación

Moku hanga y Xilografía

Las piezas de Alejandrina Pérez Barragán trazan viajes y cambios. Las percibimos de una forma en el primer instante y cambian conforme se maceran en nuestro interior. Polillas es, quizá, su serie de grabados que más evidencia esta forma de mirar suya, tan consciente de la naturaleza cíclica, metamórfica, de la vida y muerte.

“Me gusta pensar en la transmutación como un evento distinto y constante, siempre diferente. Transmutar no significa solo cambiar, es aceptar y trabajar con lo que tenemos para mejorarlo a nuestros ojos. No solo desecharse, sino abrazarse y encontrar o crear posibilidades o entornos nuevos. Así es como, inevitable y paradójicamente, puede haber un cambio verdadero.”

-Alejandrina Pérez Barragán

Esperanza
Moku haga (3/5) • 20.5cm x 18.5cm • 2019

La figura de la polilla negra, popular signo de muerte y mal agüero, aparece apacible en un ciclo de visitas esperanzadoras, vuelos violetas y crisálidas en reposo. Alejandrina apunta a estas criaturas y nos ofrece la oportunidad de percibir el aprendizaje de su metamorfosis. Es una concientización de los ciclos vitales, de la comunión entre la muerte de la larva y el nacimiento de la mariposa. 

Dignidad
Moku haga (3/5) • 12.5cm x 26.7cm • 2019
Alma terrenal
Moku haga, linografía, triple registro (4/5) • 24cm x 24 cm • 2019
Vuelo a la transmutación
Moku haga, doble registro (4/5) • 23.5cm x 25.7cm • 2019
Crecimiento
Moku hanga en papel arroz, múltiple registro (3/6) • 24cm x 26cm • 2019

La muerte no es necesariamente trágica. Hay un crecimiento luego de cualquier cambio, incluido el cambio que acompaña a la muerte.

-Alejandrina Pérez Barragán

Origen
Xilografía (3/3) • 39.5cm x 59cm • 2019

Paralelos al viaje de la polilla, Ciclo y Origen nos presentan una vista alterna de este evento circular, tableros de reflexiones simbólicas que Alejandrina hace sobre las transmutación. Un pentagrama que apunta hacia arriba nos habla de una puerta elevada, las flores a manera de ofrenda, el capullo como cuna de cambio. 

Al igual que la visita de una mariposa negra, símbolos así pueden estremecer y generar miedo, pero quizá no habíamos visto la intención que guardan: esa del autoconocimiento a través de la comprensión de nuestros cambios inevitables. 

Ciclo
Xilografía (3/3) • 40cm x 60cm • 2019
Menú